domingo, julio 27, 2008

 

Desnudo



Sí, sí, ya sé que todo el mundo está esperando la crónica del orgullo de Madrid. Es que la agenda de una doctora queer no da abasto en el comienzo del verano con tanto activismo y vida social asociada a nuestro momento ritual preferido del año.

Gracias a los muy criticados cambios de fecha del orgullo madrileño, esta doctora tuvo la oportunidad de reivindicar y reivindicarse por la calle de Alcalá. No llevaba la falta escocesa almidoná, pero sí unos collares monísimos con los seis colores de la bandera LGBT apoyaos en la cadera. Sí, nena, nuestra bandera no es la bandera del arco iris, que tiene siete colores, sino que sólo consta de seis. Parece ser que a Gilbert Baker, la sanfranciscana (¿se llamarán así los naturales de San Francisco?) a la que se le ocurrió la idea, no le quedaban telas de los siete colores o pensó que era mejor un número par para colgarla en las farolas del Castro, el hasta entonces único barrio marica del mundo.

El caso es que la Alexia y yo, que no tenemos derecho a los 400 euros electorales de ZP pero queríamos a toda costa viajar a Madrid, decidimos dedicarnos a la venta clandestina de collares. Si los chinos lo hacen, ¿por qué no nosotras? Por cierto, no puedo resistirme a criticar la medida electoralista de ZP, que beneficia a mucha gente, pero no a las capas más desfavorecidas de la sociedad. Es decir, que Emilio Botín, Amancio Ortega y todos los ricachones, consejeros delegados y directivos del país tienen derecho a que el estado les dé 400 euros para reactivar sus “maltrechas economías” por la crisis inmobiliaria, y las sin sueldo, las precarias, las becarias, las sin techo, las a ver cómo salgo adelante este mes porque no tengo trabajo ni derecho a paro… a nosotras, que nos parta un rayo. Eso sí que es socialismo del bueno.

En fin, y volviendo al petardeo, que es lo que interesa: allá nos lanzamos las dos a las calles de Madrid collares en ristre. Quien no ha estado en Madrid un orgullo a finales de junio a las 6 de la tarde rodeado de miles de personas, no se imagina el calor que puede llegar a hacer en esas circunstancias. Por eso, y para exhibir collares, la que suscribe decidió desde el primer momento quitarse la camiseta.

Los collares los vendimos todos y sacamos para medio billete de avión (¡viva!). Eso sí, casi todos a chicas hetero presentes en la manifestación, que las maricas ya no estamos para estas cosas, las bollos prefieren otros complementos y los heteros -que andaban bien agarraditos a sus novias- no se atreven con tanto color y brillo. De momento.

El caso es que al final de la manifa me encuentro a una amiga que, a pesar de amiga o precisamente por serlo, pasa a hundirme directamente: “¡Qué horror! ¡Ponte la camiseta ya mismo! ¿Cómo puedes ir así? Si estás gordo, blanco, peludo y con las tetas caídas…” ¿Qué creéis que hizo la doctora? ¿Ponerse la camiseta? Pues no, con más orgullo todavía se dedicó a reivindicar el derecho de todos los cuerpos a lucirse por la calle, a no asarse, a sentirse feliz de sí mismo y a mostrar al público presente que, por fortuna, no todos somos musculocas depiladas ni osas descomunales. Hay toda una gama de cuerpos intermedios que también tenemos derecho a existir y mostrarnos.

A estas alturas la lectora dirá ¿Y esto qué coño tiene que ver con el título de la entrada? Pues que como yo me reconcilié con mi cuerpo cuando empecé a hacer nudismo, desde entonces me dedico a hacer apostolado del naturismo entre todas las personas que tienen complejos corporales. No hay nada mejor que ponerte en pelotas en la playa (o en cualquier otro espacio) al tiempo que ves cuerpos desnudos de todos los sexos, edades, tamaños y formas. Entonces descubres que la belleza no está sólo en las y los supermodelos del mundo y, al mismo tiempo, le das a tus tetas, tu culo, tu polla o tu coño la alegría de estar libre y feliz. Aprovecha el veranito y el buen tiempo para luchar contra la opresión de los cuerpos y celebrar la libertad.

Comments:
Superafavor del nudismo y de todos los tipos de cuerpos. Yástábién!

Los collares monísimos, eso sí, mucha razón en lo de que "las maricas ya no estamos para estar cosas". Juas!
 
bien hallada de nueva queridisima doctora. Como nudista de mas de 20 años de ejercicio,(empecé jovencita) no puedo estar mas de acuerdo con sus palabras. Algún día se abriran las grandes alamedas por donde paseará el hombre libre. Es lo que quería el doctor Allende ¿no? LIBRE DE SU PROPIO CUERPO.
Y muchas gracias por el monisimo collar que me regalaste en esa Gran Via madrileña, fue una chispa de color entrañable.
Salud y libertinaje
 
Hablando de desnudos, los regidores del ayt de Sitges colocaron hace unas semanas un cartel que rezaba así: PLAYA FAMILIAR y su apendice catalan platja.. familiar,deu meu, en la playa nudista de ELS BALMINS para hacer desistir a sinverguenzas y despelotados de practicar tan nefando vicio en esa playa, ya que habian recibido quejas de esas otras familias de orden. Acción/Reacción:pueden verlo en el google: despelote en playas familiares sitgetanas.
Accion/reacción/contracción: La generalitat llama al orden constitucional al ayt sitgetano.
¿SEGUIRÁ EL CARTEL? ¿EN CASTELLÁ, INGLES O ALEMÁN?
si es que deberiamos bañarnos todas con el traje de fallera.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?