domingo, junio 11, 2006

 

GUAPOS


Dice Octavio que yo me proyecto en mi blog y me reflejo por los temas que toco en él: osos, bajitos... El post de hoy será el testimonio que desmienta esos bulos y rumores que circulan por ahí. ¿Por qué? Pues porque hoy quiero compartir mis reflexiones sobre los GUAPOS. Pero no los chicos majos, atractivos, resultones, seductores... No, no, no! Hoy voy a escribir sobre los guapos-guapos, los GUAPOS con mayúsculas. Y, claro, para eso tengo que remitirme a los que hay en mi vida.

La primera vez que yo me hice consciente de que ser guapo era una forma distinta de estar en el mundo fue cuando Ricardo vino a verme a Madrid. Salimos a pasear por la ciudad y comencé a notar cómo era el centro de miradas de buena parte de las maricas con las que nos cruzábamos (las maricas son más descaradas mirando que las chicas heteros y, por supuesto, que los hombres heteros, a los que se les está prohibido ese tipo de licencias). Ricardo, por supuesto, no se daba cuenta de que la gente le miraba, simplemente estaba acostumbrado a ello. La sensación extraña se completó cuando fuimos a cenar a un restaurante y unos chicos de la otra mesa le preguntaron si no le importaba que se tomaran una foto con él. Yo flipaba!

Cuando empecé a estudiar antropología conocí a Rubén: GUAPO, hetero y, para mi sorpresa, simpático con los desconocidos. Y es que si eres guapo desde pequeño, estás acostumbrado a ser el centro de atención desde siempre, tomas conciencia de tu poder de atracción y lo incorporas en tu forma de relacionarte con los demás. Rubén tiene un problema: como es simpático con todo el mundo y además es guapo, todo el mundo malinterpreta su simpatía e interés como atracción y terminan queriéndoselo tirar.

Y es que al final, los guapos acaban perdiendo oportunidades porque el común de los mortales no nos relacionamos con ellos con normalidad, ni siquiera los que no tenemos ninguna intención de llevárnoslos al huerto. En un curso que hice en San Francisco (disculpad si queda pedante, pero es que la doctora queer es muy viajada además de arrastrada) tenía un compañero, Patrick, que era un GUAPO de manual: rubio, fibradete, ojos claros, modelo de Hugo Boss, sonrisa perfecta... Por supuesto, casi todas las y los compañeros le echaban los tejos. A mi me caía bien, pero no era especialmente mi tipo. Por circunstancias de la vida fuimos trabando cierta amistad. Un día que íbamos a salir de marcha con la gente de la clase me lo encontré en el comedor, charlamos un rato y pensé en preguntarle si se animaba a venir por la noche a tomar algo, pero no lo hice para que no interpretara que le estaba pretendiendo. Si no hubiera sido un guapo, seguro le hubiera dicho de venirse. Un rato más tarde pensé que probablemente al pobre sólo le invitan los que se lo quieren beneficiar.

Los guapos no desarrollan determinadas habilidades sociales que el resto del mundo debemos currarnos si queremos, no ya triunfar, sino al menos sobrevivir en el mercado de las relaciones sexo-afectivas (por no hablar del mercado de la carne). Mi novio es GUAPO, y está acostumbrado, como todos los guapos, a que cuando sale de marcha le entren una o varias personas cada noche. Cuando le conocí a mí me encantó, y así se lo hice ver al primer cruce de miradas correspondido. Sentí que él tenía un cierto interés por mí, pero no me devolvía las típicas respuestas de lenguaje corporal a las que yo estaba acostumbrado en los procesos de flirteo. Como yo ya sabía que los guapos se relacionan de otra manera, y él lo era, simplemente le dije: "El mundo está dividido en dos tipos de personas: los que entran y a los que les entran. Tú eres de los segundos, pero no te preocupes que yo soy de los primeros". Y hasta hoy, porque mi chico además de ser guapo tiene otras muchas cualidades que me vuelven loco.

Él sí se da cuenta de que le miran por la calle (y por el metro, en el trabajo, en la disco, etc.), pero no sé si por modestia o para que yo no me sienta mal, me dice que es por el piercing que lleva en la nariz. Yo sé que no es por eso, porque es exactamente la misma sensación que cuando camino con Ricardo, con mi cuñada Dani o con Rubén.

No quiero terminar el texto sin dar un sabio consejo a aquellos GUAPOS que hayan recalado en estas páginas: si salís de marcha y queréis ligar, no espereis a que os entren, ya que si entráis vosotros podréis elegir. De otro modo, solo elegiréis entre quienes os eligen.

Comments:
Hola GUAPO, sí, sí.. tú, querido Ignacio,

Cada día me gusta más tu blog, y me está creando adicción. Ana Rosa sacó su revista AR, Buenafuente acaba de sacar su BF, ¿para cuando una revista en papel DQ?

Otra pregunta. Me siento exiliada y cada vez que leo algo sobre tu chico, me entran más ganas de conocerlo. ¿Es tu chico alguno de los GUAPOS que salen en las fotos?

Besos Californianos.
 
Yo tengo otra teoría: los guapos piensan que todos los demás tenemos que desvivirnos por ellos y hacerle fácil su día a día, por qué? porque son guapos, porque desde pequeños están acostumbrados a que su vida sea más ´fácil y a que todos los pequeños detalles que los demás nos tenemos que currar, a ellos le sean facilitados de manera sencilla, así que si que estoy de acuerdo que cuando un guapo es además simpático suele tener muchos problemas de los que tu dices pero si te paras un segundo y observas la conducta de los que no somos tan guapos... verás como les facilitamos la vida... así no se extresan, y se mantienen guapos para siempre.

Uy vaya rollo.... sorry
 
No tendría que dar opinión en un texto en el que soy protagonista directo, no por guapo sino porque me nombran. Yo solo se que el cristal con el que se mira, es más importante que el resultado estético de una mezcla genética, ayer era bello estar gorda y mañana esqueletica, los lentes con los que miramos hoy mañana puede que cambien.
 
Después de re-leer el post de esta semana, me he dado cuenta de tu gran aportación a mis instrumentos para ligar. La frase "El mundo está dividido en dos tipos de personas: los que entran y a los que les entran. Tú eres de los segundos, pero no te preocupes que yo soy de los primeros" es antológica. Y espero que no me falle en mi próxima intervención en el Pacífico.
Besos Californianos.
 
Hola Doctora...He descubierto su blog hace poco tiempo y he de reconocer que es de lo mejorcito que he leido en mucho tiempo... Asi que te animo a que lo sigas haciendo y nos ilumines con cuestiones cotidianas que nos ayudan a entender un poco mejor el marymundo o el mundo a secas... Por cierto, aprovecho para hacer una ampliacion al respecto de los guapos: El quiz de la cuestion es entrar siempre, seas guapo o no, porque cada vez, con el rollo gym y el rollo fashion, nadie conoce a nadie, y todo el mundo espera a que le entren, y como hay mucha oferta, la gente se resiste y sigue esperando a ver si le entra otro mas wapo todavia, por eso es tan dificil ligar por las noches en los bares y ha subido tanto internet... En las relaciones nocturnas de discoteca o bar hay mucho mirame y no me tokes, asi que el mundo es de los que se lanzan, wapo o no... Besotes y Animo... Tu FanFatal
 
Ricardo es muy guapo. La doctora Queer también. El churri de la doctor también. José Luis ni te cuento. Las hermanas sorras also. Si al final todo es cuestión de cuotas de mercado. De marketing. Saber donde apuntar los misiles y ala..
 
Parece que te gustan rapados...
 
Primero no se puede cambiar que el usuario anónimo sea la usuaria, muy mal esto rompe todo el ritmo femenino de tu pagina.
Segundo, seguimos erigiendo categorías como la de ser guapo, vale hay guapos, de acuerdo, pero también es una construcción, los cánones de belleza son variables y socializamos nuestros sentidos, nuestras percepciones en ellos y para ellos, me niego, para mí hay wapos situacionales, tod@s en algunas situaciones nos han percibido como wap@s y a partir de ahí nos hemos comportado como wap@s. De todas formas yo también tomare tu frase para entrar en el mercado.
 
Vaya, veo que has repetido tema.
Yo es que estoy leyendo tu blog en orden inverso porque me he dejado muchos artículos sin leer.
Yo me pregunto si ser guapo puede ser un handicap social si uno no lo sabe. No sé.. rumiaré un poco más este artículo.
Esos y brazos
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?