lunes, abril 30, 2007

 

Soledad



Cuando haces una investigación y llevas 5 ó 6 entrevistas a las espaldas, en seguida empiezas a notar cuáles son los temas que tocan la fibra sensible de la persona a la que estás entrevistando, dónde están sus tabúes, dolores y llagas.

Antes de comenzar mi trabajo de campo para la tesis, pensaba que uno de los temas que más me costaría tratar en las entrevistas era el de la sexualidad: el hecho de que la gente -especialmente mujeres- me contara a mi cosas sobre su vida sexual podría ser complicado. Mi sorpresa fue que a la mayoría de los hombres y mujeres le encantaba hablarme de sus relaciones y prácticas sexuales sin ningún pudor y que nadie me dijo que el tema le hiciera sentir mal o incómodo/a.

La sorpresa vino con la soledad, otra de las cuestiones que yo llevaba en mi guía de entrevista. Ha sido prácticamente la única cuestión en la que no una, sino varias personas, me han dicho que preferían no hablar sobre el asunto y muchas otras a las que se le removían cosas cuando yo sacaba el tema.

Y es que en nuestra cultura existen numerosos dispositivos sociales que nos llevan a la mayoría a seguir el caminito que nos viene marcado: sentir atracción sexual por una persona del otro sexo, tener relaciones sexuales con ella, enamorarnos, casarnos, tener hijos, una casa, un coche, un perro o gato... Las personas homosexuales nos hemos visto expulsados de esta secuencia, pero no de su influjo: una vida sólo tiene sentido si te enamoras y la compartes con otra persona, aunque sea del mismo sexo.

El primer elemento que dificulta (aunque no hace imposible) el sentirse bien sin tener pareja es la identificación de soltería con soledad, algo que no es verdad. Yo he estado mucho tiempo sin pareja y no me he sentido solo en ningún momento ya que tenía mi familia, mis amigos y amigas, mis compañeras, mis ligues y polvetes de una noche, e incluso algún que otro "love affair" de semanas que iban cubriendo cada uno las distintas parcelas que necesito para estar feliz: conversación, cariño, afectividad, sexo, planes...

Adolecemos, por otro lado, de una falta de referentes de personas solteras y felices, y eso era algo que sí aparecía en la serie "Sexo en Nueva York" (yo creo que también es una de las razones de su éxito). Tengo en mente a Carmen Alborch: soltera, divina y poderosa. Ella escribió un libro titulado "Solas" que se convirtió en un éxito de ventas probablemente por la demanda que hay de referentes en este sentido. No olvidemos que según el censo de 2001 el tipo de hogar más común es el unipersonal y además es de los que más crecen. El subtítulo de su libro es "gozos y sombras de una manera de vivir" porque, claro, todo estilo de vida tiene sus ventajas y desventajas.

De hecho, cuando estás en pareja muchas veces añoras la soltería y cuando estás sin pareja te mueres por tener una. Yo ahora estoy emparejado y os confieso que me ha costado quitarme mi identidad de soltera, como a mi amiga Ana: tantos años con ella que cuesta un poco pensarse a dos. Aunque ahora estoy feliz en pareja (con sus "gozos y sombras", claro) hay veces que sí que necesito mis espacios personales. Claro que cuando no tenía pareja, de vez en cuando también huía a la playa en temporada baja para pasar unos días solo conmigo mismo. Y a mucha gente esta idea de pasar unos días sin nadie alrededor le horroriza. Casi tanto como la idea de "los espacios" personales a nuestro amigo Dani, aunque no entendí muy bien el por qué.

En fin, que yo creo que cada persona tenemos nuestros momentos vitales en los que necesitamos estar con nadie, poca o mucha gente; con alguien o alguienes especiales; que además a veces queremos que esa persona sea la misma con quién tenemos relaciones sexuales y encima sentir las mariposas en el estómago todo el rato y durante toda la vida. A veces es demasiado pedir y, quizás, lo mejor es ir adaptándose y disfrutando de lo poco o mucho que vaya llegando.

Comments:
Wenas doctora, aqui estoy!

Te sorprende que la gente no tenga reparos en hablar de sexo y sí de sus vivencias? No conozco mucho tu estudio, pero seguro que si comentas que es lo que busca la gente con el sexo también te llevarás más de una sorpresa.

En cuanto al tema de la soltería o emparejamiento, Eric hizo un comentario en su blog sobre el tema. Una vez más unid@s por el punto G, amor. Mira a ver q te parece...

Mi opinión es q en la vida vas pasando por momentos de uno u otro tipo, y hay q saber encajarlos todos de la mejor forma posible. Ahora mismo yo estoy en una soltería bastante agradable, con diferentes posibilidades de q esta termine. Si no llega nada a buen puerto, pues seguiré mi vida de la misma forma q hasta ahora.
 
El problema está en la soledad impuesta, no la buscada. Es difícil no poder compartir momentos con nadie, y no me refiero al hecho de no tener pareja, sino a que no tengas un cómplice (o varios) con los que confesarte, salir a tomar un café o, simplemente, pelearte, que también es necesario. Y para eso da igual que sea amigo, pareja, familiar o el vecino del 5º.

Reconozco que tengo pareja y que, en los (largos) paréntesis que no la tuve parece que te falta algo, pero si te paras a analizar, ves que las facetas que cubre un novio ya las suples con las relaciones que mantienes en tu entorno. Lo malo es cuando no puedes tirar de agenda en un momento de crisis.
 
Querida doctora:
Ya he comentado en otros comentarios mi reciente situación, pero ello no ha hecho cambiar para nada la opinión que tengo a este respecto. Efectivamente, coincido con Skyzos... El tema es la soledad impuesta, cuando no la quieres. Está claro que lo inteligente es suplir los apoyos que TOD@S necesitamos (sin excepción) con otros puntales (amigos, familia, amantes...). Supongo que en el caso de tenerla, el secreto está como siempre en el equilibrio, que es lo jodido, conseguirlo... Creo que cada uno debe tener su espacio personal, y tener uno compartido, el ámbito común de la pareja... Si se lograra, eso, perfecto... Pero es MUY MUY dificil... Yo por mi lado, quiero una pareja: necesito compartir mi vida y recibir lo que quiera compartir el otro... Así de sencillo....

Besitos pa tós, que me caeis mu bien.
PD: me parto con erik y tom, parecen pimpinela.... :P
 
Hola a todas y todos.
Yo creo que el tema de la soledad es que es dificil saber lo que uno quiere. Reducirlo a estar sólo o estar en pareja es simplista. El problema es que cada uno quiere estar sólo para unas cosas y compartir sus experiencias en otras. De hecho, si eres los que se inclinan más a estar sólo no es tanto problema.. pero en cuánto eres de los que se inclinan a tener parejar pues encima hay que lidiar con las apetencias en el mismo sentido de la susodicha ;) verbi gracia, hay gente que le gusta salir de marcha con su pareja y gente que prefiere salir con sus amigos, y lidiar con la pareja es otro asunto. A todo esto se une el hecho de que estas apetencias de soledad/compañia cambian con el tiempo y con el momento.

Creo que el censo del 2001 no es muy significativo en este sentido. Podríamos decir utilizando los mismos datos que el tipo de hogar más común es el de pareja con
hijos. Por otro lado, en el censo estamos hablando de parejas que conviven juntas. ¿Cuántos de esas personas que viven en un hogar unipersonal tienen pareja y simplemente no conviven con ella? ¿Cuántas de esas parejas con hijos tienen de pareja únicamente los hijos (por ejemplo, como los Vandecamp de mujeres desesperadas por hacer otra referencia televisiva)? ¿En qué apartado se incluye la opción viviendo con compañeros de piso? ¿Es esto una familia o no?
Lo ideal sería tener datos a lo largo del tiempo (es decir, qué tipos de situaciones familiares atraviesa una persona dada) o por edades. En cualquier caso creo que puedo decir sin estadísticas delante que el vivir sólo o simplemente sin pareja es una situación por la que cada vez más gente opta ;)
Mi conclusión es que cada uno debe elegir en cada momento cómo quiere vivir su vida y sobretodo ser consciente de que su opción puede no armonizar con la de la gente que le rodea ;)

Esos y brazos y piernas vendadas ;)
 
Hi, Azarael. A ver, tienes razón en una cosa: evidentemente todo esto es mucho más complejo. Es evidente, estamos hablando de RELACIONES HUMANAS, por definición, complejas... Muchas veces es dificil estar agusto y de acuerdo con uno mismo, más aún con una o varias personas. Y además, es verdad que pasas por diferentes estadios en la vida, y que en cada etapa puede apetecerte algo diferentes... Todo es muy complejo. Pero desde siempre me han enseñado que si tienes que abordar un problema complejo, lo mejor es dividirlo en pequeños problemas más sencillos... Pero al fin y al cabo el tema es el de siempre, también:
LA BÚSQUEDA DE LA FELICIDAD....

Y, lo siento, no tengo conclusión! En este caso, cada cual debe sacar la suya...

Beeeeos & enjoy!!
 
Peor veo lo de estar solo acompañado... Esos matrimonios (o familiares) que conviven bajo el mismo techo y no tienen nada que decirse. Eso también es soledad, aunque no sea del todo física.
 
Hola a todos, me ha encantado, doctora, su post y las aportaciones de los lectores. Parece que se repite el toque de fibra cuando sacas la soledad. Comparto con azrael la dificultad de categorizar. Mi caso: pareja en la distancia kilométrica que no comparte un mismo techo, aunque si un hogar (alla donde estemos en cada momento)pero si un proyecto comun de convivencia. Otro caso: Blody Mary friend ha decidido que esta bien sin pareja, no por ello en soledad, ni renunciar a la posiblidad de tenerla. O Pepis que diciendo que busca algo mas, pone el liston tan alto, pareciendo que negara la posibilidad al ayuntamiento. "Estoy bien como estoy"
Es dificil definir la soledad y la felicidad. Podemos definirla en cada momento histórico que nos ha tocado vivir.
 
Buenas tardes Doctora, disculpe la tardanza... :P Pero el kurrele y el "no espacio" q ultimamnt a envuelto a mi niño! jajaja no ma dejao espacio temporal pa escribir... llevo leyendo todos los comentarios,y supongo que la felicidad, cada uno se la marca según sus intereses e inquietudes,no ha de ser más feliz una persona emparejada, a una que por su propia elección se mantenga "sola",entre comillas puesto que no tiene nada que ver la convivencia con mantener una relación.En referencia a los "espacios", estoy de acuerdo en que todos necesitamos nuestro propio espacio tanto físico como mental... síiii aunq me cueste un mundo no meterme en ellll!!!
*****
MADRE DE DEUUUUUU SON LAS 20.01H Y HE EMPEZADO A ESCRIBIR A LAS 16.20H!!! ODIO A LA GENTEEEEEE!!!!

****
Cuando esté centrado... continuare... jejeje
BSTS. DANI :-)
 
Querida doctora, una vez más tiene usted toda la razón. El motivo x el q la gente no parece estar preparada para afrontar la autosuficiencia y la autonomía (prefiero decir esto y no soledad) es que a todos el Heteropatriarcado y el capitalismo, para guiarnos como borregos hacia la institución de la familia y de la monogamia, nos han metido en la cabeza q el amor romántico y monogámico es ley de vida, algo fatídico q te tiene q pasar inevitable y no puede ser de otro modo. Se trata de estrategias muy oscuras enraizadas en la cultura durante milenios q nosotros obviamos y confundimos con lo "natural", cuando no es sino un invento + de la cultura humana como Dios, los Reyes Magos o la castidad "innata" de las mujeres. Como animales sociales no podemos vivir en el ascetismo total, pero sí que podemos ser emocionalmente autónomos y mantener un grado bastante alto de autosuficiencia afectiva. Yo llevo toda mi vida sin pareja y me sé administrar bien: mis amantes me dan sexo, mis amigos me dan cariño. ¿Que por qué no busco a alguien que reúna las dos cosas? Bueno, ¿y por qué sí? Prefiero diversificar mi atención entre varias personas, es todo.
Salud y Libertinaje
PD: Espero su comentario en algún post un día de éstos, me gustaría mucho saber que me ha visitado.
 
Saludos del Doctor, Crítico insolente de Blogs

http://elburladordemitos.blogspot.com/
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?