miércoles, enero 17, 2007

 

Sexo anal



Pues sí, en pleno proceso de recuperación física y mental del periodo navideño (la cuesta de enero no es sólo económica) llegamos al tema del sexo anal, postergado durante varias semanas y al que –no nos engañemos– cuesta hincarle el diente ya que tradicionalmente ha sido presentado como sucio, prohibido, de maricas, doloroso… en definitiva, una mierda. Al fin y al cabo, de lo peorcito que te puede pasar en castellano es que te manden a tomar por culo. Imagino que todas estas razones han sido las que han hecho que esta semana, por primera vez en mucho tiempo, la entrada llegue con retraso. Sorry!

Cuando el sexo, por la necesidad imperante de provisión de nuevos individuos al grupo social, se relacionaba exclusivamene con la procreación, era normal que se marcasen el resto de prácticas sexuales (sexo oral, anal, masturbación...) como pecaminosas, enfermas, malas, etc. para que la gente no perdiera el tiempo en zarandajas. A medida que el sexo tiene más que ver con el placer que con la reproducción vamos viendo cómo van cayendo poco a poco esas imágenes y la gente se anima a tener prácticas más allá del coito genital sin sentirse mal.

Algunas maricas, quizás en un intento de reproducir la penetración hetero, han convertido el sexo anal en una especie de "culmen" de una relación de pareja o sexual. Al menos eso me cuenta María de la Alusión. Sin embargo Javi lo dice también muy claro: no le gusta el sexo anal porque le parece doloroso y considera que hay cosas mucho más placenteras. Y es que, para quien no lo sepa, el sexo anal no es ni mucho menos la práctica sexual más frecuente entre hombres homosexuales. Este honor le corresponde a la mamada (o felación, para ser finas).

Aunque hay gente con una asombrosa facilidad para ser penetrada analmente -que son la envidia de la mayor parte de los mortales que quieren disfrutar de su cuerpo en toda su extensión- la mayoría necesitamos, además de lubricante, un ambiente de confianza y, sobre todo, RELAJACIÓN, que no se consigue facilmente en un "aquí te pillo, aquí te mato".

Relajación, esa es la palabra clave. Por eso es bueno conocer técnicas que ayuden a llegar a ese punto. Nunca olvidaré el "taller de relajación de esfínteres" que un educador colombiano nos dió en medio de una charla en la Conferencia Internacional del SIDA de Barcelona. Según me contó Daniel, el creador y dinamizador del taller, los ejercicios los había sacado del video de Cindy Crawford de preparación para el parto, lo que nos da cuenta del grado de petardez al que podemos llegar: ¿Cómo llega una marica a ver este tipo de videos? ¿Lo encuentra en la tienda por casualidad y se lo compra? ¿Se lo baja del Emule por curiosidad? El caso es que este taller forma parte de uno más amplio titulado "El tunel del amor" con varias sesiones dedicadas integramente al sexo anal. ¿No estaría guay replicarlo por estas tierras?

No quiero hacer aquí una entrada con las practicalidades del sexo anal, para eso os recomiendo este artículo que publicó el diario 20minutos. Me parece genial que un periódico tenga una sección de sexualidad, aunque a veces las cosas que dice su sexóloga sean de traca... En principio, a no ser que haya algún problema físico tipo fístula, fisura, operación, etc., cualquier persona puede disfrutar del sexo anal por ser una zona de mucha sensibilidad debido a la gran concentración de terminaciones nerviosas que hay por ahí. Parece, sin embargo, que a los hombres puede producirnos más placer que a las mujeres ya que la presencia de la próstata por el área supone un plus de gozo. De hecho, hay quien le llama el "punto G" masculino. Por eso es bastante limitador que el sexo anal sólo se relacione con la penetración o, lo que es peor, con la homosexualidad masculina.

Las pocas veces que se piensa en sexo anal en una relación heterosexual se hace de forma que sea el hombre el que penetre con el pene a la mujer, sin tener en cuenta otras versiones, por lo visto bastante más placenteras, como que la mujer introduzca sus dedos o algún objeto en el ano del hombre mientras hacen otras cosillas con los genitales (coito, felación...). Hay una escena clásica con un pañuelo en la película Amantes que seguro que muchos y muchas recordáis. Por lo visto en EEUU y en Inglaterra está muy de moda entre las parejas heteros. Aquí: no sabe / no contesta. ¿Y entre chicas? De nuevo: no sabe / no contesta.

El machismo es también la causa de que esté bastante peor visto ser penetrado que penetrar (anal o vaginalmente). Por eso muchas personas que gozan siendo penetradas no se atreverán nunca a decirlo. Aquí aparece la eterna división del mundo gay entre activo y pasivo. Aunque en España esta división no está tan marcada como en otros contextos culturales (el mundo anglosajón, latinoamérica...) sí que es cierto que es mucho más difícil encontrar gente "versátil", "redonda" o -como dicen en México- "internacional" de lo que cabría esperar. Yo me sitúo en este último grupo, pero he de decir que casi siempre he tenido parejas que se decantaban más por uno de los extremos. En principio da igual, pero luego resulta que no, que si te gusta todo y sólo tienes una parte, al final extrañas la otra. Eso sí, una cosa os digo: es mucho más fácil que un activo se deje penetrar a que un pasivo te penetre.

Para acabar, no me puedo resistir al chiste fácil, así que ahí va: qué os den mucho por culo hasta la semana que viene (si es que tenéis suerte).

Comments:
Me he partido la caja con el post, sobre todo con lo de Cyndi Crawford.

un post redondo!! digoo internacional, digoo.. bueno. Tu me entiendes :)
 
Aunque no pude comentar el post anterior por problemas técnicos no puedo dejar pasar aquel maravilloso concierto y la mejor compañía, Ignacio entre ella...Así que gracias por recordarlo en tu/nuestro blog jejeje...
A lo que vamos...el sexo anal...no puede estar libre de condicionamientos culturales, como todo. Para muchos heteros es algo que aterroriza, no en vano la masculinidad sigue viniendo dada por el que penetra, el que mete es el hombre, y el que recibe la mujer (por Dios!!); y el culo hetero sigue siendo territorio prohibido al placer (lo que se pierden), ni con pañuelos ni con dedos ni con na... Y si no os remito al típico chiste del jabón en las duchas masculinas...Las mujeres para eso (y para muchas cosas) son más flexibles y abiertas, sean hetero o no. Y los gays hemos entrado de lleno en ese juego de roles, y parece que el que recibe en su seno un pene tiene mas de femenino...Y si no, echad un vistazo al gaydar o al bakala, o preguntad a vuestro entorno. Y si lo mezclamos con la plumofobia, ya no te digo. Parece que la relación gay-pluma-pasivo se naturaliza y se dota de sentido por sí misma. Y no puede ser más erróneo. Y si profundizamos aun mas en los juegos de roles, parece que ser pasivo y dejarse dominar va también unido, aunque de todo hay. Seguimos identificando los gays ser masculino con ser activo-dominante,y lo femenino con pasivo-sumiso...craso error...En cualquier caso, apuesto por el autodescubrimiento del cuerpo y del ano, de sus placeres, y que después se valore si se quiere practicar o no. Estoy de acuerdo con que no se tiene que magnificar, para gustos colores, pero que cada uno explore para poder decantarse. Yo puedo decir hoy por hoy que es una de las prácticas más placenteras, tanto activa como pasivamente, y que lo disfruto mucho más que cualquier mamada...pero qué bonita es la diferencia!! Así que cuando me mandan a tomar por culo digo "SI SI SI"... Todos a tomar por culo, y al que le guste que repita (perdón al que le suene ordinario, pero el post lo requería). Gracias Ig por este post prometido... y BESOS
 
La penetración anal no es la primera cosa que se me pasa por la cabeza cuando estoy con alguien, sin embargo es cierto que en determinados polvazos alcanzo un determinado éxtasis que sólo culmino penetrando analmente. Es algo totalmente involuntario y subconsciente.
 
Me remito a Tremegisto, este post te ha quedado redondo!

Es cierto que las relaciones homosexuales no se basan en la penetración anal, y me jode ver cómo nos identifican con ello y como si además fuera lo peor. Se disfruta mucho siendo penetrado y penetrando, al fin y al cabo es el más puro instinto animal, pero la esencia del ser humano es ir más allá en cuanto al sexo y podemos disfrutar de otras muchas prácticas igualmente placenteras.

Al hilo de ésto que comento, aprovecho la oportunidad para hacer publicidad de mi blog www.racimodepeteretes.blogspot.com (el contador sube y nadie me deja comentarios, y para qué se hace uno un blog: para ser leído y comentado). En mi último post hablo de la homosexualidad animal, que también existe, penetración anal incluída.

Cuando comentas que el sexo sólo se veía con el fin de la reproducción supongo que lo dirás desde un punto de vista antropológico, ya que es algo más cultural que otra cosa, ya que pienso que no sería así en principio... y me refiero al hombre y mujer (que también había) de cromañon, por ejemplo, que seguro que su instinto animal les incitaba a veces a tener otro tipo de penetración menos productiva para su propia especie!
 
UFFF...

lUZ :)
 
Enhorabuena por tu blog, yo soy Kathy y cuento mis relatos en el mio Sexo Maldito
 
Totalmente de acuerdo con eso de que es mucho más fácil que un activo se deje penetrar a que un pasivo te penetre. Me he llevado unas cuantas frustraciones cuando la pareja de turno no era capaz de penetrarme. Aunque actualmente más que un curso de relajación para la penetración anal, lo que necesito es un curso para aprender a relajar al otro :$
Otra cosa, a la hora de hacer un perfil en la web de contactos alemana (gayromeo) tienes que decir primero tu posición en el sexo en general y luego en concreto cuando practicas penetración anal (también te la piden para el fistfucking, pero yo esa opción la tengo descartada por tener demasiados prejuicios :S ).
Es la única web de contactos que yo haya visto donde hacen está distinción y me parece todo un detalle.
Esos y brazos y que os en or ulo a od@s.
 
Te leí y me encantó,
lo probé, lo probó,
y a cada caxetazo
mas pinta de polvazo
hasta que al final,
inundamos el cuarto!

Vaya xorradilla, e verdad, pero cuánta verdad! El sexo anal... el trabajo anal... es una práctica q puede ser rexazada por muxos pero para otros tantos se creen que es "obligada" yo creo que más que nada es un complemente para llegar a tener un amplio, bueno y satisfactorio orgasmo con tu pareja o parejas o con to er que estes de práctica!

BSS ;-)
 
Dios te oiga...

(Lo digo por cómo has acabado el post.)
 
Una hetero da su opinion, en un momento vital dónde ahora las prácticas se dan en soledad, pero eso también me ha dado para descubrir, como otra mujeres heteros me dijeron, que nada mejor previamente que estimularte tu sola, así sabes dónde llegas, cuando parar, cómo seguir, si irte a otro lado,... y sobre todo nada de ITSs que en es algo que tenemos muy metido junto con el embarazo. Así en soledad, conoces que es lo que te gusta, ves hasta dónde llegan tus deditos, y así también las manos empiezan a convertirse en otro elemento fundamental para la seducción, también sirven para medir, a lo mejor habría que abrir un espacio para decir cual es la distancia entre un esfinter y otro, y las diferencias que percibimos en estas estructuras anatómicas, y que pueden que no sean sexuales.
Por otro lado, La relajación las mujeres la hemos aprendido, sin lugar a duda en la contención que desde chiquitas socialmente nos han hecho, en aprender a silenciar muchas cosas, a manejar nuestras emociones,... y por supuesto en la preparación al parto, los ejercicios de Fina Sanz sobre control de caderas, son un excelente aprendizaje para distinguir, controlar y estimular toda la musculatura del suelo pélvico, que es así como se llama. A algunas mujeres nos adoctrinaron, mediante el postparto, pero también en otros espacios como en el libro la mujer multiorgásmica a realizar estos ejercicios con nombre como Maniobra de credé, ejercicios de Kegel y maniobra de valsaba, según correspondies numerosas veces al día y en numerosos lugares para fortalezar la musculatura, mejorar la cicatrización y circulación postparto, así que estamos en un atasco, en la parada del autobus o en el parque con el niño, te acuerdas y dale. Con cada uno de ellos se ejercita una parte de la musculatura, no valen todos para todo y algunos son muy específicos. Luego un amigo cura me dijo que hacía la de Valsava para bucear, entonces descubrí como las asociaciones y los significados son tan diferentes y cosas que comunmente conocemos tmabién pueden servir para otras cosillas, bueno en resumen, que creo que aunque no tengo tiempo podemos hacer una cenita y le explicaré algunos de estos truquillos a la doctora para que los difunda en estas páginas.
Gracias por los comentarios y hasta pronto, mi apodo por un tiempo creo que va ser bona.
 
Yo soy de los que piensan que se puede gozar del sexo sin relación anal. Durante muchos años nunca pratique sexo anal por miedo...y porque no me gustaba y no tenía ganas de probarlo, ni para dar, ni para recibir.
Con la edad (?!), tenía que ponerme en eso y sobre todo porque a muchos chicos le gustan el sexo anal, y hace 2 años me decidi a comprar un consolador para abrir la entrada y me gustó, pero con un chico a veces sí, a veces no. Depende como me excita creo. pero no pasa nada, no me impide tener relaciones sexuales porque hay muchas cosas que hacer cuando se tiene mucha imaginacion como YO!!!!
 
MMMM A ver... yo os cuento mis experiencia... Salí del armario en agosto del año pasado... y no tuve relaciones con un chico antes, y en enero conocí a Javi, mi primera y actual pareja masculina (yo soy tio de emparejarme, el tema de ir de flor en flor nunca me ha gustado...). La primera noche, no hicimos nada de penetración. La segunda tampoco. y la tercera me dijo que le penetrara... DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS, qué coño había yo hecho hasta entonces!!! es superplacentero! La quinta noche le dije que lo intentara conmigo, pero como somos un poco brutos los dos, y como yo analmente soy virgen, pues la cosa no se "abrió". Pero bueno, poco a poco quiero conseguirlo... En este caso, es problema mio, de relajación, y de "prisas" por parte de mi pareja. A ver, lo que quiero decir, es que entre tios, el sexo es mucho más variado (yo he provado también el sexo con tias, y por ello puedo opinar de ambos casos). El tema de encasillarse como activo, pasivo y demás... la verdad, creo que te limita las formas de disfrutar que puedes realizar con tu pareja. Lo bonito que es que puedas porporcionar placer a tu pareja y viceversa?? Joder, son ventajas del sexo gay, disfrutémoslas!! De todas maneras, soy de la opinión que poco a poco tod@s tenemos que vencer los complejos que tenemos, y ser mucho más libres (siempre con respeto) a la hora de disfrutar.
PD: si me quedaban dudas o no sobre si era gay o no, desde luego, despues de estar en la cama con Javi, se me han quitado por completo! Y le quiero un montón encima!! :P

Kiss for all!
 
Veo la luz. Mi ex era pasivo y era imposible que cambiara de rol ni siquiera por un día. Ahora estoy haciendo el tonto con un activo "puro" y se deja penetrar alegremente, aunque con mucho trabajo de preparación. Soy muy fans de tu blog!
 
Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?