domingo, junio 22, 2008

 

Perfectas



Pues sí, ahora resulta que los maricas y las bollos tenemos que ser perfectas para tener el respeto de los demás. Nos pasa un poco lo mismo que a las mujeres cuando se incorporan al ámbito laboral o a la política: que tienen que ser buenísimas, talentosísimas y, si me apuras, hasta estilosas y monísimas. ¿Desde cuando un ministro varón de cualquier ramo ha sido ministro porque sabía mucho del tema? Sin embargo, las ministras tienen que ser expertas en todas las competencias de su ministerio si quieren acceder al puesto. Bien, pues ahora resulta que a quienes no somos heterosexuales nos empieza a ocurrir lo mismo en todos los ámbitos de nuestra vida.

Los “iconos gays” no nos ayudan mucho en este sentido. O te decantas por la pluma, rollo Boris, o tienes que estar buenísimo y machacarte en el gym para intentar estar estupendo a los cuarenta y tantos como JesúsVázquez o a los cincuenta como Nacho Duato. Aún recuerdo cuando Edurne, mi excompi de piso, me comentó que le había decepcionado a una chica que nos visitó en casa porque yo no parecía gay ya que no estaba como un tren, como al parecer debemos estar todos los gays. Pues no, mira, yo no tengo todos los días tres horas libres para pasarlas en el gimnasio como ellos y, además, tengo el mismo derecho que cualquier hetero a tener barriguita cuando ya estoy rondando peligrosamente los cuarenta.

Porque eso es otra, parece que aquí a los gays nos han metido de nuevo en el mismo saco que a las mujeres: obligadas a mantenernos jóvenes toda la vida y luchar contra los efectos de la edad. Y eso sí que no: ¡Viva María Teresa Fernández de la Vega y sus arrugas vicepresidenciales (código de barras bucal incluido)! Aunque haya desmentido los rumores sobre su lesbianismo sigue siendo nuestro icono trasgresor.

Respecto al tema de las parejas nos pasa un poco lo mismo: ¿no habéis escuchado el rollito de que las parejas de gays y lesbianas somos más igualitarias que las heterosexuales? Mira sí, no se da por sentado que yo me quede en casa cuidando al niño porque sea una mujer porque mi novia también lo es, o no me toca a mí arreglar el coche porque tú tienes los mismos testículos que yo, pero eso no significa que las parejas homosexuales sean más igualitarias que el resto, ya que existen muchos otros ejes de desigualdad: la formación, la situación económica de cada uno, la edad…

Me viene a la cabeza el primer divorcio de una pareja casada homosexual, ¡cómo se relamían desde “La Razón” y panfletos periodísticos de similar calaña homófoba contando la noticia! Que sí, que tenemos derecho a ser tan malos novios, novias, maridos y esposas como nuestros amigos y amigas heteros y, por supuesto, tenemos derecho no sólo a casarnos, sino también a divorciarnos todas las veces que hagan falta.

Otra es aquella de que las maribollos somos mejores madres y padres que el resto porque detrás de nuestra decisión de tener hijos están muchas horas de darle vueltas al coco y muchos esfuerzos, etc., etc., etc. Pues no chica, no. Que cuando nos llega un bebé, biológico o en adopción, estamos tan perdidos como cualquier hetero. Y andamos como locas buscando por las revistas y webs de futuras mamás, preguntando a nuestra familia y a los amigos que han vivido las mieles y las hieles de las maternidades por esto de criar menores en casa. Y, lo siento mucho por todos los Aquilinos de este mundo, pero también tenemos derecho a equivocarnos como padres y madres e incluso a tomar decisiones erróneas porque la intención será de hacerlo lo mejor posible. Y si se tienen que pasar exámenes psicológicos, que nos los hagan a todos independientemente de nuestra orientación sexual, que ser hetero no es garantía de que se sea un buen padre o madre.

De todos modos, una de mis preferidas es cuando se nos acusa a los maricas (las chicas se libran de esto, pero no sé si es algo muy positivo) de que somos unos promiscuos, que tenemos relaciones con cualquiera y que incluso tenemos relaciones fuera de la pareja. Como dice el antropólogo Óscar Guasch, la infidelidad está permitida entre los heterosexuales siempre que sea llevada a cabo por el hombre y no haya mucha publicidad de la misma. Y, de nuevo, ¿es que tengo que dejar de ser promiscuo para que me respetes o para tener derechos?

Luego está el otro lado, el que nos dice que somos unos acomodados o unos burgueses si nos casamos, si somos fieles o si queremos tener la parejita de niño y niña o un adosado. Ahora resulta que también tenemos que ser las abanderadas de la liberación sexual, de la anarquía, del ecologismo o cualquier otra causa utópica. Pues mira, hay mariquitas perroflautas y lesbis oenegeteras, pero ser LGBT no implica necesariamente que no quieras vivir bien la vida o quieras ser una mártir de cualquier revolución. Como Rosa Díez, la diputada del partido UPD, que casada y bien casada tiene el papo de decir que en el caso de las parejas homosexuales no le gusta que “este tipo de uniones lleven el nombre de matrimonio por las connotaciones religiosas y conservadoras del término”. O sea, que nosotros tenemos que ser progres y no casarnos y ella puede ser una carca conservadora y aprovecharse de todas las ventajas sociales de esa figura legal. ¡Qué morro tienen algunas!

Desde aquí invito a todas los gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, pendonas, raritos y raritas en general, a reivindicar nuestro derecho a no ser perfectas. Y esto que se lo apunten también los colectivos LGBT, que a veces nos pintan como si fuéramos las nuevas Madres Teresas en versión queer. Quitadnos ese peso de encima y dejadnos ser malas, feos, carcas, putas o viejos si nos da la gana.


Comments:
¡¡Primer!!
Ya te echaba de menos.
¿Cuándo compartimos imperfecciones en Madrid?

Un besazo muy fuerte.
 
¡¡¡Segun!!!
De acuerdo con Azrael, se te echaba de menos.
Yo soy de la Escuela Disney. Las pelis de la momia han hecho mucho daño a mucha gente, haciendo creer que la vida era un cuento Disney. Patito Imperfecto conoce Príncipe Perfecto, se casan y son felices. Los que todavía no nos hemos deshecho del lastre Disney, vamos a terapeutas. En fin, la vida... imperfecta.
Besotes.
 
hola guapo! comentario a cerca del texto que si he leído no voy a hacer ninguno, tal vez en otras circunstancias te hubiera puesto algo agradable o una comparación, etc. te voy ha hacer un comentario mas personal, que una vez lo leas si quieres borrar no me importará, te estas empezando a convertir en mi amiga enemiga numero uno guapa! el abandono al que me tienes relegado desde hace... mucho tiempo!!! y que se disculpaba todo porque estabas ocupado con tu tesis ya no tiene disculpas, el otro día perdí el teléfono móbil, y con el toda la agenda y con la agenda tu número, podría pedir tu número a Dani o tal vez a Cesar, tambien a Arseni... ¿ya vas sabiendo quien soy? pero no me da la real gana maricucha!!! ya sabes que no me debes nada, que no tienes ninguna cuenta pendiente conmigo, pero me empiezo a enfadar un poco, al parecer todo el mundo llega siempre con una nueva noticia tuya y yo soy siempre el último en enterarme, empiezo a creer que la linea se cortó, empiezo a creer que me pasa igual que con otros amigos, que todo eso que siempre se alabó de mi, mi desparpajo, mi soltura, mi promiscuidad, mi falta de pelos en la lengua, ahora como estas en pareja resultan ser malas influencias, empiezo a creer un montón de cosas que al no tener respuesta se van agrandando. Lo peor es que va pasando cada vez mas tiempo, y un día vendrás a Barcelona y cuando me entere ya te habrás marchado para otro destino de tu tan ocupada vida que no permite ni tan solo hacer una llamada a un, se supone, amigo que yo creía intimo, pero como habrá pasado tanto tiempo ni si quiera me importará el que no me dijeras nada de tu visita, porque tal vez empezaste también a salir de mi vida, porque si! tu eres muy importante para mi, pero yo también lo soy para mí! y no puede ser que todo el mundo entero tenga tu atención y yo no haya tenido ni un minuto de llamada tuya. A estas alturas de el texto te habrás dado cuenta de que estoy enfadado contigo y no con una sonrrisita en la cara si no de verdad. Pues para que veas lo que te quiero y te aprecio aun así te cuento mis últimas vivencias: He aprobado el segundo curso con con una nota media de un 8 con cuarenta, la media mas alta de la clase, ya estoy matriculado de proyecto.
He terminado mi historia con Kim... supongo que tenía que haber terminado hace tiempo, ahora tengo que empezar otra vez, jodeeeeerrrrr, la búsqueda de piso, y no tengo nada de ganas, me siento muy desamparado con esto, y con mas cosas como te habrás dado cuenta a medida que lees, si lo lees, porque empiezo a creer que ya no lees ni los comentarios que te hace la gente en tu blog... pero si tienes nuevas entradas tiempo libre si que tienes, y hasta ahora me sentía mas importante que tu blog, pero ya ni eso... (esto que queda entre paréntesis es mi otro yo, el que no se puede enfadar contigo, el que se disculpa por lo anterior, el que sabe que todo lo que he puesto esta cargado con la frustración de terminar una relación de unos tres años y medio con una persona, el que está seguro que todo tiene una explicación) bueno hija, que ya sabrás lo que haces, yo no tengo tu numero, y no lo pienso pedir, siempre he pensado que cuando pierdes el teléfono y renuevas agenda las personas que te quieren de verdad terminan llamando, que son teléfonos que se recupera por el amor, y que si algo hay te llaman, en tu caso no será así, porque como te he escrito este comentario estas en sobre aviso, lo que confirma que el que no te quiere perder soy yo.... espero que algo en ti se haya movido con este texto, que te indigne, o que te de sentimiento de culpa o cualquier cosa, un enfado conmigo tampoco estaría mal, pero algo siempre es mejor que nada... Un beso.
 
hola

MMM.... yo creo que no estoy de acuerdo contigo, los GLBT en gral. stamos inmersos en una problematica y una serie de circunstancias que notienen los heteros, estamos entrando a lo que las feministas exsaserbadas hacen quieren ser hombres, nosotros queremos tener una familia, pero realmente cimplimos con las caracteristicas para educar hijos sanos fisica, espíritual y emocionamente.

Yo creo que no

Nosotros tenemos que ser coherentes con lo que somos, no pretender ser un matrimonio hetero.
 
Doctora, cuanto me alegro de leerla de nuevo.
Estoy de acuerdo en lo básico pero me sorprende que usted, tan sabia, caiga en un error tan básico. El de pensar que la comunidad LGBT es diferente en lo esencial a la sociedad en general. Como si tuvieramos una identidad compartida que nos hiciera ser más igualitarios, menos prejuiciosos, más seguros de nosotros mismos o más creyentes en que otro mundo es posible.
La imaginería gay refleja, sin más, corrientes dominantes en lo estético y visual.
 
Ufff, esto parece el diario de Patricia, como mola, no??


Pues sinceramente, yo soy mas positivo y creo q estamos en el camino. Hace 10 años ni siquiera teníamos estereotipo, eramos los viciosos esos con los q es mejor no juntarse, y que se visten de mujer a la primera de cambio (q a mi por cierto me encanta ;) ).

Primero q se nos vea y luego a cambiar estereotipos. En ello estamos. Yo por de pronto voy a dejar de ir al gimnasio y a meterme 3 hamburguesas entre pecho y espalda...
 
Hola, Doctora, acabo de conocer el blog por una amiga suya. No he leido el texto del artículo, ya lo haré tranquilamente, pero ¡que foto de familia feliz! ¡Huyamos de disneylandia, que cada vez está mas cerca! Cuando veo estas fotos me dan ganas de montar el grupo Terrorismo Moñeril, o Petardas sin Fronteras...
 
Como decia Azrael, cuando compartimos imperfecciones en Murcia?
Como te dije en Paris y ahora comparto aqui: el problema lo tiene el racista por serlo y no el de otra raza, color o tendencia..
tenemos que hacer ver que el problema lo tiene el homófobo (lo entenderá mi suegra y será ella la que vaya a terapia...AY que tiempos están por venir!!!)
SALUD Y LIBERTINAJE
LADY GODIVA
 
He leido varios de tus comentarios y aunque ves con claridad que muchos homsexuales se ven arrastrados por las corrientes de una sociedad heterosexista al fin y al cabo tambien lo haces tú llamando maricas y bollos a homosexuales y lesbianas, faltando a su dignidad con términos impuestos por los homófobos y heterosexistas

Se nota el peso y el castigo del estigma del insulto y el odio sufrido por muchos incluyendo el autor del blog pero el camino es la indiferencia paso previo a la libertad no la sumisión a los roles que imponían la definición de la homosexualidad.

Si el ser humano tiene derecho a la libertad por su orientación sexual, es decir, heterosexual u homosexual tambien lo tiene a la administración de esta libertad asumiendose marica o como hombre sin más implicaciones que la orientación afectiva hacia otro hombre.
 
Marica y bollo, es un insulto si te das por ofendido por ello.

Es mucho peor utilizar el termino homosexual, porque es, en origen, el nombre que le pusieron a "nuestra enfermedad".

Quién no esté influenciado por el heterocentrismo que tire la primera piedra.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?