domingo, febrero 11, 2007

 

Lobbies



El nivel intelectual y de elaboración teórica de los argumentos contra los homosexuales es algo que no deja de maravillarme. Imagino que es normal porque a poco que se tengan dos dedos de frente y se haya leído un poquito, la mayoría de la gente llega a la conclusión de que eso de discriminar a alguien por el sexo de las personas con las que se acuesta no tiene mucho sentido. Me encuentro en dosmanzanas a esta abogada homófoba de Navarra cuyas declaraciones no tienen desperdicio:





Paloma Zorilla, la señora en cuestión, se une así a Ana Botella, Nuria Van Der Berghe, Amando de Miguel… en el parnaso homófobo al que tenemos ocasión de asomarnos gracias a internet. En todas las investigaciones se pone de manifiesto que las mujeres suelen ser menos homófobas que los hombres, pero la verdad es que las que lo son, se pasan tres pueblos. Habría que decirles como la drag que habla al principio del video que poníamos hace dos semanas: “¡Prima, t’has pasao tres pueblos!” Como respuesta a Zorilla, me quedo con el comentario de Churru que leí en dosmanzanas y que me tuvo partiéndome de risa un rato largo: “Jo, sí que es antinatural la pobre Paloma. Miope, con el pelo rubio y las cejas más negras que el sobaco de un grillo.” La cosa esta de las maricas de utilizar el humor para capear la injuria...

Seguro que todas habéis escuchado alguna vez hablar del “lobby gay” o aquella otra expresión que a mi me encanta: la “mafia rosa”. Pues nada, parece que los gays y lesbianas somos para los fachas de hoy el equivalente actual de la famosa conspiración judeomasónica del franquismo. En fin, ya sabemos que a estos les encanta meternos el miedo en el cuerpo para luego vendernos aquello de la seguridad. Primero fue “¡los homosexuales van a acabar con la familia!”; y ahora “¡dan una imagen de España de castañuelas y encima lesbianas!” (me viene a la cabeza al escucharlo la parejita que formaron durante un tiempo aquellas dos famosas folklóricas que tuvieron un love affaire bastante obvio y explícito).

Sin embargo lo verdaderamente peligroso es el “lobby homófobo”: ellos y ellas sí que tienen los micrófonos, los altavoces, los periódicos, las páginas web, los púlpitos, los canales de televisión, los colegios privados, el dinero para fletar autobuses y pagar los bocatas que llenen las calles de consignas de odio (homófobo y de otros tipos), los sillones en las instancias judiciales, en las reales academias… y encima nos dicen a nosotros que somos un lobby. Si las encuestas dicen que dos terceras partes de la población están a favor de la igualdad de derechos para gays y lesbianas ¿por qué tienen tanto eco los discursos homófobos? Por que ellos y ellas, los de siempre, tienen copados todos los poderes no democráticos, esos que no se consiguen por las urnas. Lo que mi padre llama “los poderes fácticos”.

Incluso en un periódico que va de progre como “El País”, le dieron dos espacios de opinión a cuatro columnas a Rafael Termes –expresidente de la Asociación Española de la Banca, lo que le daba mucha legitimidad al hablar de estos temas– para que soltara sus argumentos basados en estadísticas falsas contra el matrimonio homosexual. ¿Al “lobby rosa”? Ninguna. Claro que también publicaron dos anuncios contra el matrimonio entre personas del mismo sexo financiados por las iglesias evangélicas y por un grupo desconocido en defensa de la familia. Parece que la poderosísima “mafia rosa” no tuvo ni un duro para pagar un miserable comunicado en la sección de anuncios por palabras y a lo más a lo que pudo llegar es a sacar alguna carta al director. Pero bueno, no se podía esperar mucho de un diario que en su editorial decía que España no estaba preparada para el matrimonio homosexual y que sigue desaconsejando en su libro de estilo utilizar la expresión "violencia de género".

Por fortuna, la mayoría de nosotros y nosotras somos distintos. No caigamos en su espiral de odio y, siguiendo esta campaña que me mostró el otro día Pedro en Maspalomas, si conocemos a algún homófobo u homófoba invitémosles a que se unan a Intolerantes Anónimos para que les ayuden a superar su problema:





Este final es muy de marica de parroquia, pero ahí va:

¡¡¡¡Viva el amor, viva la paz, viva el sexo, viva el respeto!!!!


Comments:
... ¡y que dios bendiga a cada una de estas homófobas con un hijo gay!
 
A mi me pasa como a la Zorra de Paloma. Cuando escribes sobre realidades que no quiero conocer - homófobos - me cabreo de una manera...

Me he quedado alucinado con la campaña de Intolerantes Anónimos. ¿Realmente ha sido financiado con dinero público? No me lo acabo de creer.

Besotes.
 
Ke pesaditos con el tema lobby......¡ Pero si no hay lobby más gordo ke los católicos! Esos sí ke actuan como un grupo de presión.
 
¡Pero que maja es la Doctora Queer! Gracias por haber mantenido el link tanto tiempo y por haberlo actualizado ahora tan rápido.

Besotes.
 
yo creo que eso es como antiguamente las madres solteras, que era inpensable en época de nuestras madres,... hoy día ya eso es normal... Con la homosexualidad pasa lo mismo, quizás auqnue no lo aprezca aqun es "nuevo" para algunas perosnas esas cosas, pero poco ap oco se irá viendo de forma normal... yo tengo una amiga lesbiana, un conoido de una amiga gay, y yo soy etero, como quien una es mroena y otra rubia... poco a poco tiempo l tiemp oque todo se está estableciendo¡¡¡
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?