domingo, octubre 29, 2006

 

Armarios



Estar en el armario es vivir la homosexualidad de manera secreta y presentarte -o dejar que te asuman- como heterosexual. Del armario no se termina de salir nunca, porque el heterosexismo siempre presupone que todos somos heterosexuales hasta que no se demuestre lo contrario.

Este fin de semana, por ejemplo, me he tenido que enfrentar a mi enésima salida del armario. Uno de mis mejores amigos se casaba con su novio en un lugar de la provincia de Granada. Como mi chico y yo estamos instalados en la precariedad laboral -ergo económica- decidí preguntar a mi amiga Carmen si nos podía alojar en su carmen, que es como llaman las casas árabes con jardín del Albayzín. Yo siempre pensé que mi amiga Carmen, a pesar de mi pluma, me tenía como hetero ya que en una ocasión hace mil años le escuché un comentario tipo: "¡no entiendo como a un hombre le puede atraer otro hombre...!" Son esa clase de frases que la gente dice sin pensarlo demasiado y no sabe las consecuencias que puede tener para la persona que tiene en frente. Para mí la consecuencia ha sido que nunca me he atrevido a comentarle que yo sí entendía (lo de que a un hombre le atraiga otro).

Así que este finde volví al armario durante un tiempito: qué rollo tener que controlar los gestos de cariño con mi novio, mis comentarios, mi forma de ser ¡Qué coñazo es el armario! A la primera oportunidad en que nos quedamos solos ella y yo aproveché para decirle que el chico con el que había venido no era "mi amigo" sino "mi chico". Ella me dió las gracias y me dijo: "¡Qué bien, porque no sabía si estábais juntos o no!".


Mientras tanto, en la boda de mis amigos el armario volvió a manifestarse cuando las familias de los novios no pudieron estar presentes al completo en el acto. Ellos no se lo habían comentado porque parte de sus familias no saben que entienden y temían que tuvieran una reacción negativa o de incomprensión. He escuchado también varios casos de parejas de hombres y mujeres que se casan y no piden en sus respectivos trabajos los quince días de vacaciones que les corresponden por matrimonio para que no se sepa que son gays o lesbianas.


Y es que, queridas lectoras y lectores, a pesar de todos los cambios sociales que estamos viviendo en España, el ser homosexual y decirlo todavía tiene consecuencias negativas en nuestra sociedad heteronormativa, puesto que tu opción sexual se puede utilizar en tu contra para perjudicarte: desde frenar el acceso a determinados puestos laborales, hasta el rechazo; la posibilidad de ser insultado o acosada sexualmente; que se difundan rumores y chistes sobre ti e, incluso, el riesgo a perder tu trabajo. Por eso normalmente no suele sentar muy bien que otros u otras se arroguen el derecho a desarmarizarte. Como le ocurrió a mi amigo José cuando, antes de incorporarse a su nuevo puesto, unas "compañeras" se dedicaron a difundir en su centro de trabajo que él era gay.

Salir del armario no es una obligación impuesta a todos los que follamos con gente de nuestro propio sexo, sino que cada uno de nosotras tenemos el derecho de decidir a quién, dónde, cómo y cuándo decírselo. Porque nadie mejor que cada uno para sopesar las consecuencias de hacerlo.


Mucha gente heterosexual, por desconocimiento, se muestra insensible a este tema. Pero a veces a algunas maricas y bollos parece que se les olvida también. Por eso no seré yo quien juzge a mis amigos y amigas por decírselo o no a sus familias, por comentarlo en el trabajo o no, por decidir no mostrar su afectividad en público o no darlo a conocer entre sus amistades. Son mis amigos. Y nadie mejor que ellos para tomar sus decisiones.


No viene al caso, pero durante la boda me habló Luis de este video ultra petardo y ultra marica que a lo mejor os hace gracia y todo:





¡Feliz semana!

Comments:
Gracias Ig por volver a leerte. Que nadie me quite mi derecho a decidir a quien y en que momento le digo lo maricon que soy. Porque ese hecho puede constituir un regalo de amistad.
Obligaciones las justas.
SALUD Y REPU
A RIOPAR EN OTOÑO
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?